ESTANCIAS:

Disponemos de tres tipos de estancias diferenciadas por el programa por el cual se denominan cada uno de ellos.

ESTANCIA DIURNA: Es un apoyo a las familias con personas en situación de dependencia. Gracias a estas estancias, los familiares y convivientes pueden compatibilizar la vida laboral con el cuidado de este tipo de personas.

RESPIRO FAMILIAR: Permite descansar a la familia de la persona dependiente durante un plazo superior a un día, pero inferior al mes. En algunos casos se usa para dejar atendida a la persona por motivo de un viaje en el que esta persona dependiente no puede acudir por cualquier motivo.

RÉGIMEN RESIDENCIAL: La residencia es el hogar de muchas personas válidas, dependientes y con trastornos de conducta, con zonas habilitadas para cada tipo de persona. La residencia dispone de plazas concertadas con la Junta de Andalucía, y otras de régimen privado.

Pincha en tipos de estancias, a la izquierda, para conocerlas mejor.